Opinión

Bitcoin se va a comer al dólar

Autor Por Ariel Aguilar

¿Qué pasaría si bitcoin se convierte en la moneda mundial?

Hasta la invención de Bitcoin no existía alternativa al dinero fiat sin respaldo (el dinero de los gobiernos). Todo intento de un privado de generar un dinero de esas características era visto por los gobiernos como competencia, falsificación, una actividad criminal perseguida hasta las últimas consecuencias. Ni siquiera a un banquero se le cruzaba por la cabeza proponer un sistema alternativo. Vivíamos todos dentro del corral del sistema fiat.

El sistema de dinero gubernamental se convirtió así en un mecanismo para robar el valor de quienes producen, de quienes trabajan y crean riqueza. Lo que sea que trabajes durante tu vida, si lo ahorras en la moneda gubernamental, sea esta peso, dólar, euro, etc, te garantiza que a largo plazo todo tu trabajo habrá sido en vano. De un momento “puff, se esfumó”.

Satoshi Nakamoto introdujo Bitcoin como la primera alternativa libre a este sistema. Bitcoin hoy existe gracias a que Nakamoto encontró la manera de hacerlo incensurable. Los gobiernos simplemente tiraron la toalla y entonces lo dejaron ser. Lo que Satoshi propuso es un sistema completamente al revés, es decir, introdujo el paradigma del dinero finito, de cantidad máxima fija. Eligió que finalmente sean 21 millones, ni una más, ni una menos, las unidades de Bitcoin. No importa si Satoshi elegía 21.000 millones o si decidía que tan solo debía existir una única unidad de Bitcoin para los 8000 millones de humanos que habitamos la Tierra. Estaríamos todos comerciando con una fracción ínfima de ese único Bitcoin. Lo que importa entonces es que la cantidad es finita, limitada.

El dominio de bitcoin llegará al 80% del mercado en 2020

En contraposición, tenemos al sistema gubernamental cuya base monetaria tiende al infinito. No existe techo a la cantidad de dólares, pesos, euros que se van a emitir a los largo de los años, siendo totalmente impredecible la cantidad y el ritmo de emisión, que queda a total discreción del político de turno.

Esta emisión descontrolada hace que quienes reciben la plata fresca vayan rápido a consumirla, a gastarla. Y así, los precios de las cosas suben. Es un modelo inflacionario, de continua perdida de poder adquisitivo. Algunos se benefician en detrimento de otros. Imagínate. ¿Qué harías si pudieras inventar dinero a discreción, con un costo que lo terminan pagando los demás sin que se den cuenta?

El modelo propuesto por Nakamoto propone una moneda deflacionaria. Si bien el tipo de cambio del Bitcoin es volátil (no tendría sentido que fuera distinto en este momento) los bitcoin hodlers (ahorristas de mediano y largo plazo) experimentamos una hiper-deflación. Habrá escuchado usted la anécdota de la primera compra de un bien en la vida real realizada con bitcoins: las famosas dos pizzas de Papa Johns compradas a 10.000 BTC. Hoy esas dos pizzas valdrían más de USD450 millones. O la historia de un argentino que en el año 2013 vendió 77 bitcoins a cambio de 20.000 pesos para comprar un Fiat Uno usado modelo 2005. Las historias abundan y los bitcoiners aprendemos por las malas a atesorar nuestros BTC.

De esta manera el BTC nace valiendo cero y es la pretensión de todo bitcoiner que se precie como tal, que bitcoin se convierta en el patrón de referencia mundial, el patrón Bitcoin.

Invito al lector a que considere este ejercicio mental: ¿Qué pasaría si bitcoin se convierte en la moneda mundial? Imaginemos por un momento que esto ocurre en el futuro cercano. Esto implicaría que la economía Bitcoin debería ir de valer cero a valer por lo menos el equivalente a 100 billones de dólares, el mercado del dinero del mundo de hoy, lo que nos daría un valor por unidad de 5 millones de  dólares por BTC. No está escrito en ningún libro de economía qué es lo que le sucede a una economía mundial cuando la gente tiene la posibilidad de cambiar una moneda mala e inflacionaria por una moneda libre, deflacionaria, no manipulable en su emisión.

No sabemos si esta transición podría durar 10, 20 o 30 años. Lo que si podemos intuir es que una transición de ese estilo implica dos escenarios posibles: 

Escenario A

Los gobiernos continúan con su plan de emisión monetaria, devaluando sus monedas. A medida que más gente, empresas y gobiernos se desprenden de sus dólares o monedas locales para adoptar bitcoin, se achica la población del mundo que sigue utilizando dólares. Y a pesar  de esto la cantidad de dólares en circulación sigue aumentando cada día. Tenemos entonces cada vez más dólares para cada vez menos actores económicos. Continua la inflación o se da la hiperinflación del dólar. El incentivo entonces está dado para huir del dólar y pasarse a bitcoin, que propone deflación o hiperdeflación. ¿Para qué quedarse en una moneda que está muriendo y perdiendo el valor, cuando puedes adoptar la moneda opuesta que esta naciendo? Una moneda cuya base monetaria no esta creciendo al ritmo de su adopción, sino mucho menos. Incluso comenzará a achicarse continuamente en cantidad, ya que algunos de los tenedores de bitcoin pierden sus contraseñas, las  claves privadas que le dan posesión de sus bitcoins. La gente no planifica su herencia y fallece, esos bitcoins mueren con ellos. La base monetaria continúa achicándose todo el tiempo, pues el valor perdido de los bitcoins muertos revalúan el poder de compra de los BTC  restantes. Podemos continuar perdiendo los bitcoins por el resto de los tiempos que lo que sea que quede de BTC no perdidos se habrán revaluado para contener todo el valor de la economía mundial. Perder bitcoins se convierte en una donación de tu energía monetaria a toda la humanidad bitcoiner en su conjunto. 

 

Escenario B 

Bitcoin le enseña a los gobiernos a comportarse como bitcoin, los gobiernos dejan de emitir moneda y hasta incluso considerarían retirar moneda del mercado. ¿Es este escenario posible?

 

Si se da el escenario A, a medida que el planeta adopte bitcoin su precio expresado en USD sube, el poder de compra del dólar baja. Así que plantear un bitcoin de dominación mundial a un precio de USD 5 millones por bitcoin está mal. El día que Bitcoin llegue a 5 millones por unidad, esos 5 millones van a estar súper devaluados. 

En un mundo hiperbitcoinizado el 99% de la población se desprendió de sus dólares y otras monedas fiat. Sería como decir que el 1% de la población tiene la posesión del 100% de los dólares creados hasta ese momento. El precio de las cosas expresado en dólares habrá sufrido una hiperinflación de por lo menos 100x de subida de los precios actuales.  

De esta manera la posta, el objetivo, nunca se alcanza. A medida que Bitcoin sube, el dólar se devalúa. 100x de devaluación del dólar implica entonces que para que Bitcoin tenga una dominancia del 99%, debería tener un valor nominal de 500 millones de dólares (USD 5 millones de poder de compra real a valores de hoy). Bajo este escenario quien se quede con dólares pierde prácticamente todo su valor.

Ocurre entonces que una moneda de cantidad finita puede absorber infinito valor, lo que la humanidad decida, lo que la humanidad produzca. 

Una moneda infinita, si crece más rápido que la economía mundial, tiende a valer cero, no puede retener valor. La gente huirá por alguna alternativa. 

Bitcoin tiende a infinito dólar, el dólar tiende a valer cero. 

Bitcoin matará al dólar o le enseñará al dólar a comportarse como bitcoin.

Gracias lector por este ejercicio mental. 

 

EvangelistaBitcoin
@arielaguilar

 

 

Sumate a la comunidad Cripto247Seguinos en TwitterInstagramFacebookYouTubeTelegram y enterate de todas las noticias del mundo cripto al instante.

Compartilo en las redesFacebookTwitterWhatsAppMessengerE-mail

Comentarios

Recibí las últimas noticias
del cripto-ecosistema en
tu casilla de E-mail


Su email ha sido ingresado.
Cargando