Economía 21/11/2020 - 14:06

¿Henry Ford predijo Bitcoin hace 100 años?

Autor Por Redacción Cripto247
¿Henry Ford predijo Bitcoin hace 100 años?
¿Henry Ford predijo Bitcoin hace 100 años?

En un contexto de crisis y guerra mundial Ford presentó al mundo su idea revolucionaria: una moneda energética.

Hace casi 100 años, en diciembre de 1921, The New York Tribune publicó una nota que detallaba un plan del inventor Henry Ford, fundador de Ford Motor Company, para reemplazar el sistema monetario respaldado por oro existente en uno basado en una “moneda energética”.

El artículo titulado “Ford reemplazaría el oro con moneda energética y detendría las guerras” detallaba las creencias de Ford sobre una serie de temas predominantes en ese momento, con un enfoque en las políticas monetarias internacionales y cómo afectaron adversamente la estabilidad del mundo. Ford creía que el oro era la base de la guerra o, más bien, desempeñaba un papel importante en la extensión de la duración de las guerras. En 1921, los efectos de la Primera Guerra Mundial, que dejó más de 9 millones de soldados y 21 millones de civiles muertos, muchos heridos y miles de desaparecidos, comenzaban verse en todo el mundo.

Fue en este contexto de una guerra global destructiva que Ford presentó al mundo su idea revolucionaria: una moneda energética.

El mal esencial del oro en su relación con la guerra es el hecho de que se puede controlar. Rompe el control y detienes la guerra.

Ford creía que había una centralización de la riqueza y el poder entre aquellos que poseían y controlaban el oro, de manera que se verían incentivados a aferrarse aún más a ese poder y riqueza, ya sea con benevolencia o malicia. En ese entonces, el empresario declaró:

“Existe un grupo de banqueros internacionales que hoy controlan la mayor parte del suministro de oro del mundo. No importa a qué país reclamen lealtad como individuos, todos juegan el mismo juego para mantener el oro que tienen en sus propias manos y obtener tanto más como sea posible.”

Finalizada la “gran guerra”, Ford insistió con su idea: “Con los banqueros internacionales, fomentar, iniciar y pelear una guerra es ni más ni menos que crear un mercado activo de dinero, una transacción comercial. Si los diferentes países de los grupos internacionales están en guerra, eso no importa. No importa quién pierda la guerra, ha habido muchos préstamos: el sistema del oro siempre gana. Los jóvenes de dieciocho a treinta años pelean la guerra y quedan mutilados o asesinados, los internacionalistas están a salvo y prósperos”.

Si bien el patrón oro finalmente se abandonó, la idea de los peligros detrás de la riqueza centralizada se mantiene hasta el día de hoy. Las instituciones financieras tradicionales con grandes cantidades de dinero y poder pueden participar en actividades que afectan negativamente la vida de la gente común mientras enfrentan consecuencias casi nulas.

Lo que Ford intentó hace un siglo fue el comienzo de una nueva administración en la política monetaria global, donde los países emitirían monedas respaldadas por su riqueza natural, como ríos y similares, en lugar de emitir moneda respaldada por oro guardado en reservas.

Ford describió su idea en la planta de nitrato de Muscle Shoals en Tennessee. La premisa detrás de la idea era simple, reemplazar moneda respaldada por oro por moneda respaldada por riqueza natural.

En ese momento, el gobierno de EE. UU. planeaba emitir bonos para adquirir los USD 30 millones necesarios para desarrollar una presa. Ford, sin embargo, tuvo una idea alternativa. Propuso que construiría la presa por su cuenta, sin cobrarle los USD 30 millones al Estado, si el Estado aceptaba emitir una moneda respaldada por la planta Muscle Shoals.

Ford argumentó que el recurso proporcionaría una mayor seguridad para cualquier moneda, dada su solidez probada por el tiempo. Además, la presa creó energía, capaz de proporcionar una cantidad significativa, si no infinita, de caballos de fuerza. Era esta energía contra la que se determinaría el valor de la moneda Muscle Shoals.

Ford explicó que “bajo el sistema de moneda energética, el estándar sería una cierta cantidad de energía ejercida durante una hora que equivaldría a USD 1. Es simplemente un caso de pensar y calcular en términos diferentes a los que nos ha establecido el grupo bancario internacional para al que nos hemos acostumbrado tanto que pensamos que no hay otro estándar deseable”.

Lo que Ford estaba sugiriendo era basicamente una moneda respaldada por la energía gastada en kilovatios hora (kWh) que se produciría en ciertas cantidades. Solo se crearían más unidades de la moneda si se gastara más energía.

Ford finalmente no tuvo éxito en su ambicioso esfuerzo, le echó la culpa a la burocracia y los políticos y finalmente abandonó el proyecto en 1924. Pero ¿fracasó su idea? Cien años después, existe una moneda basada en la energía: bitcoin.

Bitcoin se basa en la criptominería y quienes la realizan, los mineros. Este grupo de gente/empresas aportan energía para extraer nuevos bloques en la blockchain de Bitcoin. Esto es lo que le da a BTC su valor intrínseco y se conoce como equivalencia de valor de energía de bitcoin. En otras palabras, el valor de bitcoin se puede derivar o definir por los jules (*) brutos gastados para crear una unidad.

(*) Juole o julio: unidad derivada del Sistema Internacional utilizada para medir energía, trabajo y calor. Como unidad de trabajo, el julio se define como la cantidad de trabajo realizado por una fuerza constante de un newton en un metro de longitud en la misma dirección de la fuerza.

Dado que podemos determinar la energía que se utiliza en la red Bitcoin, es posible calcular el valor en kWh de un BTC en un momento determinado, teniendo en cuenta la tasa de crecimiento del suministro en ese momento y el total de joules gastados. Así es como se calcula el valor de un bitcoin bajo esta postura.

Además, también sería cierto decir que un bitcoin está respaldado por la cantidad total de energía gastada por la red Bitcoin. Dado que la red todavía está acuñando nuevas unidades, esta cantidad seguirá creciendo hasta que los mineros dejen de generar nuevas monedas. Sin embargo, los Bitcoiners esperan que debido a las tarifas de transacción, los mineros siempre estén incentivados a participar en la red, incluso después de que el último bitcoin se extraiga alrededor de 2140.

De esta manera, podemos ver que es posible derivar el valor de un bitcoin midiendo su entrada de energía. También es matemáticamente demostrable que un bitcoin está respaldado por la energía total gastada en la red. Además, su naturaleza descentralizada significa que puede evitar concentrar el poder en una sección muy pequeña de la población mundial.

Si tenemos en cuenta todas esta variables, podríamos decir que Henry Ford pensó o predijo Bitcoin. ¿Qué opinan?

 

Seguir leyendo:

► El rendimiento de Bitcoin ya supera al mayor fondo de cobertura del mundo
► Bitcoin logra un nuevo máximo histórico en su capitalización de mercado
► Una de las personas más ricas de América Latina tiene el 10% de su cartera en Bitcoin

 

Sumate a la comunidad Cripto247: seguinos en TwitterInstagram, Facebook, YouTube, Telegram y enterate de todas las noticias del mundo cripto al instante. 

Compartilo en las redesFacebookTwitterWhatsAppMessengerE-mail

Comentarios

Recibí las últimas noticias
del cripto-ecosistema en
tu casilla de E-mail


Su email ha sido ingresado.
Cargando